Entrevista con Alberto Gualis

4 de Noviembre de 2012

Edad: 34 y contando.

Posición: Base, alero, poste. Banquillo.

Años en el club:
Todos.

Ídolo: Cuando era un chaval, no me perdía ni un minuto de la vida de Michael Jordan. Era más que idolatría: le miraba, le analizaba e intentaba imitarle. Ahora mis ídolos son cada uno de los chavales que veo pasar por la cancha.

Objetivos:
Como siempre he intentado, hacer lo que me gusta lo mejor posible.

Y lo que no le gusta: Igual, hacerlo lo mejor posible y así valorar mucho más lo que me gusta.

¿Qué es el baloncesto?:
Es mi arte.

Explícate: Es la manera que tengo de expresar y muchas veces de compartir ciertas emociones, de plasmar mi personalidad en un acto, de darle a mi cuerpo y a mis manos la capacidad de crear. Y, al crear, sentir. Y, al sentir, emocionarme.

¿Qué era C.B.Pizarro?: Una ilusión, un sueño, una pasión, un intento de poner al deporte, al baloncesto en el lugar que, creo, le corresponde. Un medio para divulgar esta idea sobre el baloncesto y el deporte en general. Una manera de dignificar el deporte. Nuestra idea de cultura deportiva. Ven, juega y emociónate.

¿Qué es C.B.Pizarro?: Para mí es BALONCESTO, el lugar donde convergemos y compartimos emociones todos a los que nos gusta esta manera concreta de entender el deporte. Para mí es un altavoz particular con el que trasmitir ciertos valores que, creo, ayudan a poder emocionarte con este deporte en concreto.

¿Qué valores?: La ilusión trabajo, esfuerzo, diversión, compañerismo, compromiso, superación personal, la ambición humilde… ¿sigo?

¿Cómo jugaba Gualis en el 92?: Emocionado, ilusionado, como va a jugar un chaval de 14 años. Si te refieres a mi técnica pues… técnicamente mejorable. Siempre se podía mejorar algo.

¿Y técnicamente?: No digo que fuera un paquete… diré que podía mejorar. No digo ni bien ni mal, ni bueno ni malo. Eso para mí no existe. En realidad a mí no me importaba eso, yo lo que quería era jugar aprender y mejorar. No quería ser el bueno ni dejar de ser el malo, solo quería ver cuán de emocionante podía ser mi arte. Cuanto más aprendía, más medios tenía para expresarme y disfrutar haciéndolo sin más.

¿Y en el 2012?: Lento, realmente lento.

¿Sigues compitiendo?: Claro, una vez oí a un amigo decir que “retirarse es lo último”. Juego y jugaré hasta que no pueda hacerlo, todos los días…

¿Todos los días?: Si, todos los días. Entreno a chavales todos los días, es otra parte del juego y, poco a poco soy capaz de ir descubriendo aspectos y formas nuevas de seguir sintiendo y emocionándome con este deporte.

¿Qué necesita un chaval para jugar bien?: ¿Bien? Esa figura en el deporte, tal y como yo lo concibo, no existe. ¿Quieres decir progresar táctica y técnicamente? Pues que le guste hacer deporte y, en concreto, que le guste el baloncesto. ¿Que a qué nivel podrá jugar?eso no se puede saber, a veces, gente con talento pero sin emociones y otras menos talento pero con muchas emociones. El margen de mejora es algo totalmente subjetivo. Para ti puede que un paso sea algo pequeño y para mí algo muy grande. Lo importante no es lo que tú y yo vemos, sino lo que el chaval siente. Una sonrisa o una lágrima para mí es suficiente.

¿Jugar o entrenar?: Sin duda, jugar.

¿Qué ha cambiado en el basket del 92 al 12?:
Los artistas. Porque para mí es el mismo deporte aunque queramos como con todo, convertirlo en otra cosa.

¿En qué?: Pues en una manera de medrar socialmente.

¿Qué tiene de malo?: Nada, no hablo de bueno ni malo. Si te hace sentirte bien, perfecto. Pero emocionarme solo cuando la subjetividad de los demás me da su reconocimiento, me parece una dependencia peligrosamente insana. Primero me emociono yo y si esa emoción traspasa la cancha y emociona a alguien, compartámosla.

¿Y por qué competir entonces?: Es compartir. Yo tengo estas habilidades y tú ésas, yo tengo estas emociones y tú ésas. Aprendamos unos de otros, ganar o perder es solo un dato objetivo acordado por los dos. Yo tengo habilidades que tú no tienes y tú tienes emociones que yo no tengo. Tú sabes entrar pero no reír, yo sé correr y disfrutar. Centrarse solamente en el resultado de la comparación es limitar el universo de emociones que están detrás de cada persona. Pero, desgraciadamente, parece que lo que importa hoy es que la gente piense que eres un ganador y que nunca piensen de ti que en algún momento perdiste. Es un reduccionismo absurdo.

Una frase para terminar: Alberto, solo tienes que creértelo.

6 Comentarios para Entrevista con Alberto Gualis

  1. campos dice:

    gualis… eres un genio tio, que grande

  2. Edu Lopez dice:

    Brother, tu si que sabes lo que es la motivacion!
    Just play. Have fun. Enjoy the game.

  3. Jorge del Barrio dice:

    Gran entrevista! Que bueno es leer las opiniones e inquietudes de los mejores.

  4. marta dice:

    Me encanta leer la pasion que tiene la gente por su trabajo, y si esa pasion la muestra mi primo…..mucho mas. Sigue asi, eres muy grande y no solo en altura y talento :-)

  5. Javier Lombardia dice:

    Wallace!! como te va la vida?
    Como pasa el tiempo eh!!
    un abrazo CRACK

  6. Jorge Gutierrez dice:

    GRANDE ALBERTO, GRANDE!
    Como compañero tuyo, lo q dices me motiva y hace crecer.
    Como padre de niños del Club, lo q dices me da mucha confianza en el proyecto, las dos personitas que mas quiero en este mundo, están en muy buenas manos y recibiendo los mismos valores que yo les transmito día a día.
    Un abrazo!!

Deja tu comentario

*

 

  • Contacta con nosotros!

    Nombre *

    Email *

    Mensaje

    Probemos si eres humano...
    captcha

map Pizarro

¡Contacta con nosotros!

Pdvo. Isla de Tabarca
C/ Santiago de Compostela, 104. 28035 Madrid

Tlf:   696 797 669
E-mail:  cbpizarro10@hotmail.com
© Copyright    2018 Club baloncesto Pizarro en Madrid   |   Quiénes somos   |   Contacto   |   Mapa del sitio